CAMINO DE SAN ANTONIO, CAMINO HISTORICO Y POETICO ENTRE DOS CIUDADES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.

martes, 5 de septiembre de 2017

    Siento bastante emoción incluso antes de que mis pies echen a andar, rescatar de la memoria de los mas viejos del lugar un camino escasamente dificultoso, cargado de historia, casi olvidado por los nuevos habitantes del lugar y casi abandonado por aquellos que mandan. El llamado Camino de San Antonio unió durante siglos a dos ciudades singulares de nuestra provincia, dos Ciudades PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.

Mil gracias derramando
pasó por estos sotos con presura
y yéndolos mirando con sola figura
vestidos los dejó de fermosura.
....
(1)

     Desde que supe de él, lo he transitado varias veces, sobretodo porque deseo sentirme identificado de un camino que une a estas joyas del Santo Reino de Jaén y mas aún cuando también he ido aprendiendo de su historia y de su marcado sabor poético que le dieron cada uno en su tiempo , dos insignes poetas, San Juan de la Cruz y Antonio Machado.

     También me pregunto como las gentes del lugar, sabiendo de él, pueden dejar perder esa unión que hacen de dos sitios tan singulares y bonitos a la misma vez. Olvidar la existencia de este milenario camino por parte de los ubetenses o baezanos sería olvidarse de sus propios ancestros, por aqui pasaron arrieros, carboneros, recoveros, lateros, paragüeros, canteros, peregrinos, cuerdas de presos, expediciones con mercaderes, diligencias, incluso ejércitos buscando mayor gloria para sus señores y reyes, también inspiró momentos poéticos, este camino con un principio y un final en la ciudad que mas apetezca, llenas de piedras viejas que hablan por si solas y unas vistas hacia el infinito con una belleza natural impagable.


Desde mi ventana,
¡campo de Baeza,
a la luna clara!
¡Montes de Cazorla,
Aznaitin y Mágina!
¡de luna y de pidera
también los cahorros
de Sierra Morena!
..........
(2)


     Empiezo los primeros pasos de mi ruta en la Basílica de Santa Maria de los Reales Alcázares de Ubeda, me propongo llegar a la Catedral de la Natividad de Baeza utilizando el antiguo Camino de San Antonio. El propósito no solo es andar por andar como cualquier jornada de senderismo, puedo decir que hay senderos y caminos mas bonitos, pero mover los pies por este camino es reivindicar en cada paso la propia historia de dos ciudades Patrimonio de la Humanidad, rescatar la memoria de un nexo de unión que puede y debe afirmar la unión cultural de ubetenses y baezanos, el propio Camino de San Antonio es también Patrimonio de las dos ciudades, fué y sigue siendo su nexo de unión mas antiguo, durante siglos y hasta no hace mas de 50 años este camino llevó a todo tipo de personas, bien a pié o en carros o en mulos.

     Asciendo la por la Calle Real dejando a un lado y a otro casas, palacios, teatros, piedras viejas que que saben de leyendas, en la Plaza de Andalucia donde ya hubiera traspasado la Puerta de Toledo ubetense, observo y me imagino junto a la Farmacia de Almagro un tiro de caballos, una Calesa o un Cupé, y dentro en la rebotica a D. Antonio Machado hablando en distendida tertulia con sus amigos.



     Sigo al frente, calle de los Mesones y a poco el Hospital de Santiago, pregunto a gente mayor y me sacan de dudas, por aqui entraba el camino a la ciudad o salía de ella, me cuenta una persona mayor, muy parlanchina, que hubo ermitas y junto a la Plaza de Toros un convento y que a partir de aqui ya todo era campo y por supuesto camino.

     Por aqui paseó San Juan de la Cruz sus idas y venidas a las dos ciudades y ¡como no!, por aqui transitó Antonio Machado en sus viajes cortos de Baeza a Ubeda y vuelta después, tras charlar en animadas tardes los temas de actualidad. De estas andanzas surgieron versos del Profesor Machado cuando a la vuelta de sus tertulias veia en el horizonte la torre de la Catedral baezana y alli arriba en el ventanal veria cruzar a la lechuza dentro de la Catedral:

Por un ventanal,
entró la lechuza
en la Catedral.
San Cristobalón
la quiso espantar,
al ver que bebia
del velón de aceite 
de Santa Maria.
............
(2)


     La primera parte del camino una vez fuera de Ubeda es la mas parecida a un viejo camino, bien delimitado por vallas de piedra y algún que otro àrbol de sombra, en un pequeño repecho al llegar arriba hay que echar la vista atrás y alli al fondo aparece Ubeda, con sus torres erguidas y el rumor de una ciudad con trajín comercial, volviendo al frente y una vez pasado un encinar, casi es la mitad del camino, el sendero cambia, aqui el progreso ha metido el diente y sus máquinas modernas han variado el trayecto, se convierte en un camino rural, solo paso de vehiculos agricolas, de vez en cuando ciclistas y poco mas, mientras, llegas a las curvas y recurvas para salvar la autovia y la carretera, y allí siempre al frente, Baeza, su fisonomia, su Catedral donde la lechuza sobre el olivar lleva en su pico un ramito verde a Santa Maria:

Sobre el olivar,
se vió la lechuza
volar y volar.
A Santa Maria
un ramito verde
volando traia.
¡Campo de Baeza,
soñaré contigo 
cuando no te vea!
.....
(2)

     Llegas a Baeza algo mareado para salvar las carreteras y su progreso y te llevas una sorpresa, allí en lo alto cuando coronas la ciudad dos hitos de piedra te anuncian donde estás y por donde has venido, Camino de San Antonio, poco mas que callejear para llegar a la Plaza de Santa Maria y a la Catedral, Baeza señorial, limpia y guapa.


     No quisiera terminar sin reclamar un camino que se olvida, pero que aún está y existe, ahora tan de moda el senderismo, volver a hacer esta vereda especial, aunque no igual a lo que hubo, conocer paseando por ella los versos que los dos poetas compusieron transitándola o hacer un descanso con las ciudades en el horizonte tanto a un lado como a otro.


     Donde hubo gente hay recuerdos y con el paso del tiempo hay que buscar su memoria, su historia y por supuesto interpretarla.

Jacinto Fuentes Mesa
Abuelo y peregrino.

(1) Poesias completas. San Juan de la Cruz.
(2) Nuevas Canciones. Antonio Machado.





0 comentarios:

Publicar un comentario